"Te sumo", un programa para enfrentar el desempleo juvenil

Cómo es el programa oficial "Te Sumo" para incentivar la contratación de jóvenes de entre 18 y 24 años. El mapa de la reactivación y el mercado de trabajo

El proceso de reactivación que la economía transita desde fines del año pasado abre el desafío de acompañarlo con políticas para acelerar la recuperación del empleo en general y, específicamente, en el segmento más golpeado por la desocupación: el de los jóvenes. Este universo representa más de la mitad del casi 1,4 millón de desocupados que tuvo el país en el primer trimestre de este año, según la última medición el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Y dentro de la franja, la situación es peor para las mujeres e integrantes del colectivo LGTBIQ+.

Esta vulnerabilidad es la que busca saldar el Estado con el programa "Te Sumo", que lanzó la semana pasada para promover la inserción laboral de jóvenes de 18 a 24 años en pequeñas y medianas empresas de todo el país, que tiene una duración de un año.

Está particularmente enfocado al segmento que es más inelástico a los ciclos económicos, en términos de empleo, como son los jóvenes. Además, busca reducir las brechas de desigualdad en términos de género (mujeres e identidades disidentes), donde hoy más golpea la desocupación.

El contexto es de una recuperación económica que, luego de la crisis macrista y la pandemia, se consolida y promete convertir el 2021 en el primer año de crecimiento económico, luego de tres de caída.

El punto ahora es que, aunque se recuperaron la mayoría de los puestos de trabajo perdidos en el segundo trimestre del año pasado por la pandemia, hay todavía un rezago importante entre las actividades que crecen y el empleo que crean.

Esto fue expuesto en los últimos informes de los centros de estudios Mate y Iaraf. Y la consultora P&G indaga sobre un posible "rebote sin derrame", que disocia las variables de producción de las sociolaborales, por cuestiones coyunturales pero también estructurales, derivados de los cambios en las formas de producir, transportar y consumir, acelerados por el nuevo escenario mundial que formateó el Covid 19.

El dato alentador es que el Sistema Integrado Previsional Argentino (Sipa) mostró para abril de 2021 que las expectativas de las empresas sobre la contratación de personal durante los próximos tres meses resultaron positivas (1,6%), acumulando el cuarto mes consecutivo en alza. También la encuesta realizada entre ejecutivos de Idea expuso que las pymes fueron las más proclives a tomar personal en los próximos doce meses.

Con el nuevo programa del gobierno nacional, las pymes que contraten jóvenes, serán beneficiadas con asistencia para el pago de salarios, reducción de cargas patronales y un aporte no reembolsable mensual por cada joven contratado bajo relación de dependencia a tiempo indeterminado.

"Es un plan muy ambicioso desde el punto de vista del aporte económico que el Estado nacional va a realizar para incentivar la contratación de jóvenes", indicó el director regional del Ministerio de Trabajo de la Nación, Cristian Recchio y destacó que al tener la particularidad de que está orientado a jóvenes con secundario completo, "es una ventaja para las empresas ya que a veces necesitan egresados de escuelas técnicas".

"En materia de empleo estábamos con curva ascendente que se amesetó con la segunda ola de Covid, porque la pandemia trae cierta incertidumbre", dijo Recchio. Pero "al ver que no se produjo nuevamente se retomó el camino del crecimiento", agregó.

Y la región, como en otros momentos de la historia reciente, mostró un dinamismo particular. "Hay sectores muchísimo más activos que otros y puntualmente la maquinaria agrícola, la metalmecánica, la línea blanca, son los que se están reactivando de manera sostenida", dijo el funcionario quien recordó que en el cluster de Las Parejas y Armstorng comprobó que "las empresas ya no están hablando más de Repro, sino de cómo hacer para contratar personal calificado", dijo al señalar que programas como Te Sumo "es lo que nos estaban pidiendo".

El último informe del CEPXXI, dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo, muestra que la industria tuvo en abril de 2021 más empleos que en abril de 2019 y fue la provincia de Santa Fe la que más contribuyó a esa mejora, con 18 de 19 departamentos creando empleo industrial.

Al mismo tiempo, los datos del mercado de trabajo del Indec muestran que en el país hubo casi 1,4 millón de desocupados al primer trimestre del año, de los cuales 669.370 son jóvenes (varones y mujeres) de hasta 29 años.

El programa tiene por objetivo en principio promover la inserción de 50 mil jóvenes y si bien "no es un número muy grande, es una forma de arrancar", reconoció Recchio y aseguró que "hay un compromiso del gobierno nacional de ampliarlo" en la medida que funcione, algo que dio casi por descontado ya que "esta es una herramienta muy interesante para las empresas y para esa población más golpeada en cuanto al mercado de trabajo como son los jóvenes y especialmente las mujeres y el colectivo LGBTIQ +", agregó.

El programa tiene dos instancias: una de capacitación o entrenamiento y otro de inserción laboral, que pueden funcionar de manera conjunta o no. "En el primer caso no hay relación de dependencia, sino que el/la joven va a aprender el oficio en el puesto de trabajo", aclaró.

Tiene un incentivo económico de 15 mil pesos mensuales para las/los participantes y el Estado paga el 100% de ese monto si es una microempresa, el 90% si es pequeña y el 80% si es mediana. Se trata de una relación de seis meses de duración y una vez que termina, esa/ese joven puede ser contratada/o o no.

La segunda instancia del programa que es de inserción laboral, la persona "es un trabajador de pleno derecho y tiene beneficios muy importantes para las empresas", precisó Recchio. Así, las pymes que contraten jóvenes, serán beneficiadas con asistencia económica para el pago de salarios, reducción de cargas patronales y un monto fijo mensual en concepto de Aporte No Reembolsable (ANR) por cada joven contratado bajo relación de dependencia a tiempo indeterminado.

Ese ANR que pagará el Estado sólo se otorgará por un año y siempre que esté vigente la relación laboral. Los montos varían según el género. Si se trata de mujeres, personas travestis, transexuales o transgénero será de $13.000 y para hombres de $10.000. También la reducción de contribuciones patronales será de un 95% en el primer caso y de 90% en el segundo.

Además, el apoyo económico del Estado, que cubrirá el pago de hasta un 70% del salario durante los primeros 12 meses a partir del alta laboral, se adecuará al tamaño de la empresa: $18.000 en las micro, $14.000 en las pequeñas y $11.500 en las medianas.

Como todos los programas nacionales, la clave de su impacto es la dinámica territorial que adquieran. En ese sentido, Recchio explicó que "desde los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner el Ministerio de Trabajo logró un desarrollo en el territorio muy importante", que hoy se plasma en las 37 agencias en todo el país y las 7 direcciones regionales, de las cuales dos hay en la provincia, en la ciudad de Santa Fe y de Rosario. En un futuro, las oficinas municipales de empleo podrían integrar las ventanillas por las cuales acceder a este beneficio, aunque en principio se canalizarán con la estructura propia de la dependencia nacional. "La idea es firmar cartas de adhesión para que también puedan cargar los proyectos que se presenten", agregó.

También explicó que, de cara a la demanda del programa, tanto de empresas como de jóvenes, "vamos a priorizar la instancia de inserción laboral sobre el de entrenamiento porque estamos generando empleo de calidad y de manera permanente", dijo a la hora de resaltar la importancia del trabajo registrado.

El trabajo informal: un mal negocio "La pandemia demostró que el empleo no registrado termina siendo un pésimo negocio para el empleador", dijo tajante Recchio porque "en un momento tan difícil como el que nos tocó vivir muchos empresarios no pudieron acceder a los apoyos del Estado nacional o provincial (ATP o subsidios y créditos) por no poder demostrar que ese trabajador era de su empresa", agregó.

Justamente para el funcionario "el crecimiento del desempleo que notamos en nuestra región en la última medición y la anteriores es muy efecto pandemia y tiene muchísimo que ver con el empleo no registrado", dijo ya que en el caso del trabajo formal "en su gran mayoría se sostuvo mediante ATP o Repro", agregó.

"Más allá de que creció mucho el empleo no registrado, además es el más difícil de proteger desde el Estado", indicó.

También recordó que la informalidad laboral "tuvo un crecimiento muy importante durante el gobierno anterior, fruto de la falta de controles", dijo y reconoció que "lamentablemente el empleo no registrado en nuestro país está culturalmente muy arraigado, más allá de cuestiones que tienen que ver con legislación" y "en algún momento va a haber que sentarse a debatir seriamente esto", agregó.

Frente a eso puso énfasis en que siempre que se discute mercado de trabajo "nos sentamos a debatir a costilla de los derechos de los trabajadores y eso no es serio", ya que lo que se viene pasa por analizar "seriamente algunas cuestiones como los cambios tecnológicos y de modalidad de trabajo que hemos visto en este último tiempo sin perjudicar los derechos de los trabajadores".

Recchio estimó que esta acción oficial direccionada hacia un segmento puntual tendrá una buena recepción, que estará apalancada en los números que muestra el mercado laboral. "Hay sectores que están trabajando en niveles de prepandemia, que si bien no son los mejores porque veníamos de cuatro años de una caída sostenida de la actividad industrial, sí es una buena noticia porque hemos recuperado", dijo.

También reconoció la heterogeneidad. "Rosario, por caso, tiene la característica de ser una ciudad donde el sector servicios creció mucho y es el que siempre más demora en ver la reactivación, ya que una vez que el empleo industrial crece, se sostiene y se estabiliza, empieza a generar consumo y ese consumo repercute en los servicios", dijo.

Consideró en ese sentido que esto se verá reflejado en las próximas mediciones del Indec correspondientes al segundo trimestre, que se difunden en septiembre. "Creo que vamos a tener una baja del desempleo", dijo y aclaró que los "el crecimiento de la desocupación que notamos en nuestra región en la última medición y la anteriores estuvo muy relacionado con el efecto pandemia y tiene muchísimo que ver con el empleo no registrado", dijo, ya que el registrado "en su mayoría se sostuvo por la asistencia del gobierno como los ATP o los Repro", agregó.

Por eso, consideró que el Estado debe hacer "un mea culpa" y hacerse cargo de la poca comunicación que existe con los trabajadores para comunicarles los beneficios de la registración. Por otra parte, como contracara frente al empresario "más allá de la cuestión sancionatoria hay que ir con propuestas como este último programa", dijo.

A su vez, desestimó el argumento de que los trabajadores prefieren un empleo informal para mantener planes sociales, cuando el de mayor monto llega a los $ 8.500. "Yo les pregunto a esos empresarios ¿les estás pagando menos que un plan para que el empleado no quiera que lo anotes?", dijo Recchio, porque de lo contrario "no existe otra explicación para que esto ocurra".

En ese marco, resaltó que la función del Estado _del Ministerio de Trabajo_ "no puede ser neutral" y "en una relación de desiguales como es el empleo, tiene que trabajar para equilibrarla".

Paritarias Recchio, consideró que el gobierno va a lograr "que 2021 termine con una paritaria que supere a la inflación". A su juicio fue "una movida muy inteligente por parte de Cristina Fernández y Sergio Massa, quienes encabezan la Cámara de Senadores y de Diputados respectivamente, de cerrar un acuerdo salarial con el gremio del sector legislativo por un 45%.

"Fue una paritaria testigo, y los gremios que ya habían cerrado pidieron la reapertura y los que no lo habían hecho están en esos montos", agregó y recordó otros sindicatos que en las últimas semanas cerraron acuerdos como el de peajes o telefónicos. "Estamos en niveles de entre 42 y 45% y tratando de que la mayoría de las paritarias lo hagan a este nivel", indicó.

Cómo sumarse Las pymes interesadas en el programa "Te Sumo", tendrán que inscribirse en el portal de empleo https://www.portalempleo.gob.ar/ y hacer click en el botón "Programa Te Sumo". También allí pueden sumarse también los jóvenes. Luego, la oficina de empleo más cercana al domicilio de las pyme se va a contactar. El programa "Te Sumo" es federal y podrán inscribirse empresas de todo el país.

Más información: los interesados pueden comunicarse de lunes a viernes de 9 a 18, al 0800-333-7963.

Más de NEWS