Un cohete de China impactará un asteroide para evitar un choque con la Tierra

Proyectado para el año 2025, el plan consiste en alterar la trayectoria orbital de este objeto amenazante.

La roca espacial 4660 Nereus pasará a una distancia relativamente cerca de la Tierra el 11 de diciembre.

La iniciativa de la Administración Nacional del Espacio de China aún requiere aprobaciones para ser puesta en marcha.

La Administración Nacional del Espacio de China (CNSA) anunció un nuevo sistema para el redireccionamiento de asteroides potencialmente peligrosos. La iniciativa fue divulgada por Wu Yanhua, subdirector de ese organismo, con la idea de ponerla en marcha luego del año 2025.

El anuncio coincidió con el Día del Espacio en China, que conmemora el lanzamiento del primer satélite enviado por aquel país, el Dongfanghong-1, en el año 1970.

La iniciativa da sus primeros pasos. Según informó la agencia china Global Times, los pormenores del plan están siendo revisados para su aprobación. CNSA prevé que las primeras pruebas se realicen en 2025 o 2026.

La agencia espacial del gigante asiático proyecta lanzar en primera instancia una sonda que examinará el objeto antes de la colisión que lo desviará. A esta acción se la conoce como "impacto cinético": el propósito es alterar la trayectoria orbital del asteroide enviando hacia su posición una nave de grandes dimensiones y a alta velocidad.

Un cohete de China impactará un asteroide para evitar un choque con la Tierra

El representante de la CNSA dijo que desarrollarán un sistema que operará desde la Tierra para monitorear objetos cercanos potencialmente peligrosos y arrojar las respectivas advertencias. La agencia espacial de Estados Unidos, NASA, dispone de una tecnología similar denominada Sentry-II.

"China está asumiendo la responsabilidad como una gran potencia mundial en la protección de la Tierra junto a otros países", señaló la agencia de aquel país, que además prevé diseñar un programa especializado que simulará los peligros que suponen los asteroides.

La NASA también prevé impactar asteroides potencialmente peligrosos para la Tierra

La agencia estadounidense en la actualidad encara el programa DART para la redirección de un asteroide. En ese caso, la NASA busca impactar una sonda contra Dimorphos, un objeto pequeño, en el marco de una prueba esperan concretar a finales del año en curso.

La misión DART, abreviatura de Double Asteroid Redirection Test, fue lanzada en noviembre del año pasado desde la Base de la Fuerza Espacial Vandenberg, en California. Se prevé que el cohete colisione de manera deliberada contra un asteroide para desviarlo de su órbita con el fin de probar la tecnología que sería necesaria para evitar una posible colisión contra nuestro planeta. En caso de tener éxito, esta movida tiene el potencial de sentar las bases para proteger a toda la humanidad del peligro apocalíptico de los asteroides, según dijeron desde la NASA.

De acuerdo a ese organismo, rastrean 28.000 objetos cercanos a nuestro planeta y cada año se agregan cerca de 3.000.

Más de NEWS